Seleccionar página

Cómo funciona

El calentador de agua

(encendido automático)

Calentador con llama piloto

EL CALENTADOR DE AGUA (encendido automático):

Teníamos el calentador al cual había que encender de forma manual, bien por medio de cerillas o dispositivos varios (vean el post: “El calentador de encendido manual”), buscábamos confort o seguridad, no sé qué razón sería la más predominante para haber ideado un aparato calentador de agua a gas que se encienda completamente al abrir un grifo de agua caliente, -con ello me refiero a que no tuviese llama piloto encendida continuamente-.

Esta invención como muchas otras, fue posible gracias al avance de la microelectrónica puesto que estos aparatos funcionan así gracias a innumerables elementos eléctricos y electrónicos.

Es verdad que aportan comodidad, sobre todo cuando el aparato calentador está situado en el exterior de la vivienda, un día de lluvia o frío agradecemos no tener que ir a ponerlo en marcha.
Muchos no habrán caído en la cuenta, que otra ventaja importante que ofrece este tipo de aparato, es la seguridad que implica no tener una llama encendida. Si tenemos un calentador con una llama piloto continuamente prendida y se produce una fuga de gas, ésta prenderá irremediablemente. Si tenemos un calentador automático –por lo tanto sin llama piloto– y se produjera una fuga de gas, siempre nos quedaría la posibilidad de detectarla a tiempo por el olfato.

Con todo esto no quiero alarmar a nadie, solo exponer un escenario posible y de paso sensibilizar a los usuarios en el respeto y la seguridad que hay que mantener con este tipo de combustible.

Estos aparatos de hoy en día no tienen nada que ver con sus predecesores, tienen un alto grado de seguridad en su construcción y funcionamiento.
La normativa para la instalación de estos aparatos se va renovando constantemente, recientemente a principio de 2018 se ha actualizado y, dicta que los aparatos calentadores a gas dentro de una vivienda ya no pueden ser atmosféricos, tienen que ser estancos.

¿Esto que quiere decir?, de todos es sabido que cualquier tipo de llama necesita oxígeno para arder, la falta de este extinguiría la llama. En todo quemador a gas ya sea de una cocina de butano, un soplete o un calentador, tiene que haber un combustible, en este caso gas butano o propano y, un comburente, en este caso el oxígeno del aire. Si aportamos una fuente de calor se prendería, es lo que forman el llamado triángulo del fuego. Comburente, combustible y energía de activación (una chispa o una fuente de calor).

Triángulo del fuego
Calentador tradicional con encendido manual a tren de chispas

Fuente de la imagen: ©Junkers

 

Partiendo de esta base, tenemos el calentador tradicional que para funcionar cogen el oxigeno del aire del ambiente donde están instalado, en una cocina, cuarto de máquinas etc…

En los calentadores estancos no ocurre así, estos aparatos tienen la cámara de combustión estanca -valga la redundancia-, y toman el oxígeno del aire exterior a través de un tubo de salida de gases concéntrico o individual, o sea, dos conductos uno para la entrada del aire y otro para la salida de los PDC (productos de la combustión).

Encontraréis más información en mi canal de YouTube.

Calentador atmosférico con encendido automático a pilas

Entrada de aire y salida de gases quemados

(tubos concéntricos)

Entrada de aire y salida de gases quemados

(tubos separados)

Calentador estanco

Fuente de la imagen: ©Junkers

Video

Calentador con encendido automático

Contacta conmigo

Sígueme!